Icono del sitio El diario de África

Emmanuel Macron continúa con los preparativos de su viaje a Marruecos

En enero, Emmanuel Macron visitará Marruecos. ¿Qué temas tratará con el rey Mohammed VI?

¿Ha descuidado Francia sus relaciones con Marruecos? Al ir a Argelia a finales de agosto al encontrarse allí con su homólogo, Emmanuel Macron, el presidente francés, confirmó el inicio de la luna de miel entre París y Argel, pero también que se mostró frío con Rabat. Hay que decir que desde el anuncio de Donald Trump de la firma de los Acuerdos de Abraham por parte de Marruecos, París ha luchado por posicionarse. “Francia es tanto legalista como partidaria de Marruecos sobre el Sáhara en la ONU, pero no quiere enfadarse con Argelia. La ecuación es por tanto imposible", resume historiador francés Pierre Vermeren.

Cuando visitó Argelia en agosto, Emmanuel Macron, que quería una visita basada en el espíritu empresarial y la cultura, finalmente concluyó su viaje con una declaración conjunta muy prometedora. Pero a su regreso a Francia, el jefe de Estado se vio rápidamente superado por la realidad: a los jóvenes marroquíes que le hacían la pregunta, Emmanuel Macron había asegurado que iría a Rabat a finales de octubre. Está claro, un mes después de su supuesta visita, que el viaje no fue fácil de organizar.

Equilibrio en el Sáhara Occidental

El anuncio de Macron fue improvisado y no concertado con el palacio real, según fuentes marroquíes. Por lo tanto, era necesario que el presidente francés se tomara el tiempo para reanudar el diálogo con el rey de Marruecos. Omnipresente en Francia, al lado de la cama de su madre, Mohammed VI ya no tuvo ningún contacto con Emmanuel Macron. Pero los dos hombres finalmente, hace menos de un mes, discutido durante unos treinta minutos por teléfono. Fue entonces cuando se detuvo la idea de un viaje oficial de Emmanuel Macron a Rabat.

Este viaje debería tener lugar a principios de año, según Africa Intelligence. Pero en cuanto a su estancia en Argelia, Emmanuel Macron quiere que todo se arregle río arriba y por ello enviará a su ministra de Asuntos Exteriores, Catherine Colonna, a Marruecos en diciembre. Este último concretará los detalles de la reunión Macron-Mohammed VI con su homólogo marroquí, Nasser Bourita.

Debería tratarse de la caída del 50% en el número de visados ​​concedidos a marroquíes, las relaciones económicas entre París y Rabat o inclusotomar atajos después del caso Pegasus. Más allá de estos temas, Rabat insistirá sin duda en que París se posicione en el expediente del Sáhara Occidental. Sin embargo, es difícil imaginar a Macron apoyándose en Rabat tras la reanudación de las relaciones entre Francia y Argelia.

Salir de la versión móvil