Icono del sitio El diario de África

Licencia menstrual: un país africano lo había pensado antes que España

Si bien se elogia a España por la introducción de la “licencia menstrual” en caso de períodos dolorosos, un país africano ha sido pionero. Desde 2015, Zambia ofrece un día libre al mes a las trabajadoras.

Este 16 de febrero de 2023 es un “día histórico para los avances feministas”, en palabras de la ministra española de Igualdad, Irene Montero. Desde ayer, y con el voto de los diputados españoles, la ley concede a las mujeres “licencia menstrual” en caso de menstruación dolorosa. Una gran primicia en Europa. Pero mucho antes del reino español, varios países ya habían introducido una ley similar, en Asia, pero también en África. De hecho, desde 2015, las mujeres se han beneficiado de un día libre al mes en Zambia. Y a diferencia de España o países asiáticos, no es necesario realizar muchos trámites médicos: no se requiere certificado ni notificación médica para las mujeres que desean tomarse un día libre cada mes.

Este día, modestamente bautizado como "Día de la Madre", sin embargo animó los debates en el momento de su establecimiento. Las ONG habían llevado a cabo una importante operación de cabildeo dirigida a los funcionarios electos. "Algunas mujeres tienen pérdida de sangre severa, dolor intenso, otras vomitan", dijo el Consejo Coordinador de ONG de Zambia. Esto tiene implicaciones para su trabajo”. Luego, los parlamentarios otorgaron un día libre a los empleados de los sectores público y privado. Si bien la “licencia menstrual” ya estaba vigente en Japón, Indonesia, Corea del Sur y Taiwán, Zambia fue pionera en África. Y sigue siendo el único país que ha adoptado una ley de este tipo.

Cada vez más respetado por las empresas

Pero después de la implementación de la ley, se notaron varios abusos. “Cuando las mujeres necesitan hacer algo, toman su licencia menstrual en lugar de tomarse un día de vacaciones”, explicó Laura Miti, directora de la ONG Alliance for Community Action, en 2017. Los opositores al "Día de la Madre" deploraron entonces una caída en la productividad, sin que esto haya sido probado, luego matizaron a Cecilia Mulindeti-Kamanga, alta funcionaria del Ministerio de Trabajo de Zambia. A pesar de los abusos, esta ley fue en todo caso un gran paso adelante en la lucha por los derechos de las mujeres.

Y para obligar a los empleadores a liberar a sus empleados un día al mes, Zambia ha puesto en marcha un verdadero arsenal legal. Se han previsto multas para los empleadores que se nieguen a conceder el “Día de la Madre” a sus empleados. Incluso se prevé una pena de hasta 6 meses de prisión. Si bien muchas empresas se han mostrado reacias a ofrecer a las mujeres un día libre mensual adicional, o algunas han impuesto un preaviso, la ley está comenzando a ser cada vez más respetada en Lusaka.

Salir de la versión móvil