Icono del sitio El diario de África

Ante la ofensiva china en Guinea Ecuatorial, Estados Unidos no despegó

China África

Mientras Estados Unidos incrementa el envío de delegaciones diplomáticas, buscando disuadir a Teodoro Obiang Nguema Mbasogo de aceptar la construcción de una base militar china en Guinea Ecuatorial, la guerra latente entre Pekín y Washington se recrudece.

Las ambiciones de Estados Unidos y China de expandir su influencia en África Occidental ocupan titulares en la prensa internacional. El viernes pasado, el Wall Street Journal publicó una plataforma en la que se describían los planes estadounidenses para "frustrar la construcción, por parte de China, de una base militar en el Atlántico, en África occidental".

El diario estadounidense considera, además sin ironía, que África Occidental es un "precuadrado estadounidense", y que se supone que Guinea Ecuatorial "debe permanecer en la esfera de influencia estadounidense", debiendo "respetar el 'Balance of Power and American Security'". '.

Un llamamiento formal a la supremacía de Estados Unidos que, paradójicamente, considera que China “sigue sus planes expansionistas”. Y verlo con muy mal ojo.

Lea: Cómo los chinos y los estadounidenses se pelean por el Cuerno de África

Tuvimos que esperar a que Trita Parsi, presidenta del Quincy Institute for Responsible Governance (QIRS) y periodista de MSNBC, se enfrentara al periódico y otros medios estadounidenses que usaban la misma retórica, en un contexto, según él, de “engaño mediático”.

Según el especialista en política exterior, el Wall Street Journal habría "no considerado los números". Mientras Estados Unidos tiene 750 bases militares fuera de su territorio, China solo tiene dos, recuerda Parsi. “No se trata de si China tiene razón o no en este tema. Hay buenos argumentos para que Guinea Ecuatorial rechace la construcción de la base militar”, escribe Trita Parsi.

Pero, continúa, “debemos dejar de justificar la búsqueda de la hegemonía militar estadounidense a escala mundial”. “Tal vez ambos (Estados Unidos y China, nota del editor) sean expansionistas”, concluye con sencillez el periodista.

Una guerra fría entre Estados Unidos y China… en África

Actuellement, la construcción del puerto chino en Guinea Ecuatorial está solo en etapa de proyecto. La inteligencia estadounidense dijo que China podría "desplegar buques de guerra en el Atlántico frente a la costa este de Estados Unidos".

Pero cuando 8 kilómetros separan a Guinea Ecuatorial de Florida, y el Pentágono, en cambio, tiene bases militares a menos de 500 kilómetros de China, ¿cuál de las dos potencias es más hostil? Sobre todo porque, en realidad, nada confirma que este puerto, que todavía no existe, vaya a ser una instalación militar.

Por el lado de Malabo, aún no se ha filtrado nada. No deja de sorprender la posible decisión de Pekín de instalar su segundo puerto militar africano, tras el de Yibuti, en Guinea Ecuatorial y no en Angola o Namibia, más cerca del círculo de influencia chino.

Sobre todo porque tras el descubrimiento de la base militar india de Agaléga en Mauricio, China sin duda está preocupada por su influencia en el Océano Índico occidental. Además, el reciente y rápido acercamiento militar entre Moscú y Malabo, incluso si China y Rusia mantienen relaciones cordiales, debería ser otro elemento disuasorio para que Beijing invierta en Guinea Ecuatorial.

Leer: Mauricio: ¿ha colonizado India la isla de Agaléga?

Un archivo que muestra lo difícil que es para China llevar a cabo sus negocios en África Occidental. Entre la piratería en el golfo de Guinea y el paso forzoso por las costas togolesa y ghanesa -invadidas por las armadas europeas- de barcos chinos, el Reino Medio busca sin duda proteger sus intereses.

Las recientes inversiones masivas de China en la pesca en aguas de Gambia, Senegal y Sierra Leona también podrían ser parte de la estrategia de Beijing.

Esto no evitará que Estados Unidos y China se acusen mutuamente. Las dos potencias mundiales son cada vez más hostiles entre sí. Queda por ver hasta qué punto África actuará como campo de batalla de esta guerra, que por el momento todavía está fría.

Salir de la versión móvil